Curry

Después de andar varios días leyendo, informándome y comparando. Por fin os traigo mi primer ingrediente. La verdad es que ha costado, pero no por lo difícil que sea, si no por las pocas horas que tengo últimamente para dedicar a estas cosas.

El curry

El curry no es una única especia, es una mezcla de diferentes especias. Es un condimento originario de la India, más concretamente de la región de Madrás. Allí es conocida con el nombre de kari o massala (mezcla). Esta mezcla puede contener hasta veinte especias diferentes como pimienta roja, cilantro, comino, etc. Su color viene condicionado principalmente por cúrcuma, que es su base principal.

El nombre de massala era utilizado durante la época de los rajás para cualquier plato que llevara salsa con especias. Curry como nosotros lo conocemos, no tiene ningún tipo de significado en la india, es una adaptación que hicieron los ingleses. Es el nombre que decidieron darle a la mezcla de especies ya preparada.

Se sabe que en el siglo XVIII ya se utilizaba en Europa, pero existen recetas portuguesas que datan del siglo XVI que las que ya se encuentra incluida esta mezcla como ingrediente.

Su preparación es simple, las especias se machacan en el mortero antes de tostarse al fuego con un poco de materia grasa. El resultado que se obtiene es un polvo tostado listo para el consumo. Por ello en la india es muy habitual que cada cocinero y/o familia haga su propio malassa, llegando muchas veces, a ocultar la receta.

A día de hoy, está prácticamente expandido por todo el mundo, aunque es muy evidente que en la gastronomía oriental, es donde se ha hecho un mayor eco y reconocido prestigio. Aún así, cuando escuchamos hablar de curry, o lo leemos, no podemos evitar relacionarlo con la comida india, turca o incluso la ya mencionada japonesa.

Actualmente la podemos adquirir en mercados y comercios. Todos los que encontramos envasados  y procesados, tienen un sabor muy similar. Los que podemos encontrar a “granel” poseen un aroma y sabor  más variado e intenso. Podemos encontrar una gama muy variada, desde los picantes a los suaves y dulces:

  • Curry de Madrás: Picante y aromático, es originario del sudeste de la India, de Madrás.
  • Curry de Mild: Suave, originario del nordeste de la India.
  • Curry Hot: Armático y muy picante, es originario del sur de la India.
  • Curry Punjabi: Estos currys no llevan cúrcuma y son semipicantes, son originarios de Punjabi (Pakistán).

Su conservación se debe llevar a cabo en los mismos frascos de cristal con los que se adquieren, en frascos de cristal de color o de latón. El frasco tiene que tener un cierre bien hermético y debe ser guardado en un lugar fresco y seco.

Una de sus mayores cualidades es el hecho de que puede ser elaborada en casa, a gusto del consumidor; cambiándole o añadiéndole las proporciones y quitando los ingredientes que se deseen.

Vía: Cocina y hogarHistoria gastronomía; Marmiton; Content for reprint.