Bol retro

En decoesfera nos han descubierto este curioso bol hecho con discos de vinilo. Es una buena manera de presentar nuestros aperitivos de una manera muy vintage.

Estos bols están diseñados por el artista Jeff Davis. Están hechos en Filadelfia, y los hacen a mano con vinilos clásicos.

La colección está disponible en el tradicional diseño liso, o en un diseño más moderno escalonado. A parte de los clásicos o ya en stock, hacen colecciones personales.

Solo se pueden usar para servir alimentos secos tipo cacahuetes, etc. Su precio es de 24$.

Anuncios

Asador de frutas

En mastrad encontramos este gracioso asador de frutas con forma de manzana.

En él se pueden hacer manzanas, peras, bayas… casi cualquier tipo de fruta. Su peculiar forma hace que se asen en su propio zumo, dándole de esa manera más sabor y permite que luego su recogida y utilización sea más sencilla.

Está hecho 100% de silicona y resiste altas temperaturas desde 250º a -40º. Puede ser utilizado tanto en horno como en microondas y se puede limpiar en el lavavajillas o a mano.

Lo venden en piezas individuales o en lotes de dos piezas con una cuchara. Se puede escoger entre varios colores: negro, rojo o verde.

Doble plato para aperitivo

Buscando por la red, me he encontrado con este interesante plato para aperitivos en la página de Joseph Joseph.

Es un interesante plato a tener en cuenta en esas reuniones con los amigos, esos aperitivos familiares, o esos momentos de picar algo viendo una televisión.

Se trata de un simple plato tipo bol para servir colocado encima de otro. El inferior tiene tres curvas hacia el exterior para ocultar los “desperdicios”. De esta manera se ahorra mucho espacio al servir aceitunas, cacahuetes con cascara, pistachos… ya que eliminamos la necesidad de tener otro bol o plato sobre la mesa para las cáscaras o huesos.

Se pueden conseguir en varios colores tales como verde, verde y blanco y blanco. Está echo 100% de melamina y se puede lavar en lavavajillas.

Cocinando con niños

Desde hace unos pocos días tengo un nuevo ayudante de cocina. Se trata ni más ni menos que el joven sobrino de la casa, el cual este año parece que nos va a hacer compañía muchas tardes.

Como se que le gusta mucho la cocina, y me han dicho por su casa que muchas veces pide permiso para trastear con los fogones (siempre bajo supervisión adulta), he decidido ponerme manos a la obra y buscar material para nuestro pequeño chef.

Hoy trasteando he encontrado en la pagina de Jaime Olivier unas cuantas cosas interesantes que nos pueden servir, y las cuales podemos adquirir en su tienda online.

Este delantal está diseñado por el ilustrador italiano Lucía Gaggiotti. En el centro lleva un bolsillo central para depositar las cucharas, corta pastas o lo que se les ocurra. El “cuello” es adaptable a la medida que se desde y lleva una pajarita de velcro por si quieren usarla para sus cenas de gala. Su precio es de £12.

 

En el interior de esta lata ellos encontrarán todo un pack de pastelero. Nada más destaparlo tendrán en su posesión un rodillo, una cuchara de madera, cortapastas y moldes para magdalenas y una receta de Jaime Olivier – La fiesta del té: pastel de hadas-.

La caja está pensada para mantener recogido el material para su próximo uso. No se debe usar para transportar pasteles ni hornearlo. Tiene un precio de £18.00

Gastronomía Andaluza

Con motivo de los viajes realizados estas vacaciones, decidí que no estaría mal hablar un poco de las diferentes gastronomías, tanto en España, como en diferentes sitios. Hoy empezaré por la de mi primer viaje, luego pasaremos por el siguiente y luego los que vayan surgiendo.

Gastronomía Andaluza

 

Cuando hablamos de Andalucía y su gastronomía, tenemos que decir que se trata de una gastronomía muy rica y sobretodo propia.

Tiene una fuerte influencia de otras culturas más antiguas como la romana y la árabe. Esta última más notable en el destacado uso que se hace de almendras y miel en sus recetas, sobretodo en la repostería.

La andaluza es una cocina muy variada, con claras diferencias entre la costa y el interior. El arte de su cocina se halla en la preparación y la combinación de ingredientes y especias.

Si hablamos de los ingredientes que usan, podemos decir que tienen unas frutas , hortalizas y cereales excelentes.

No podemos olvidarnos de ningún modo mencionar le cerdo ibérico y la caza. El cerdo ibérico de jabugo es único en el mundo. El jamón curado se produce en las zonas serranas de la Sierra Morena y Sierra Nevada, como el jamón de la Sierra de Huelva, el de los Pedroches y el de Trevélez. Los tres con denominación de origen.

En lo referente al pescado, destacamos la pesca de atún en las almadrabas y el consumo de mojama y otras sazonas.

Sus vinos son famosos en todo el mundo, sobretodo el vino de Jerez. El vino, junto con la manzanilla o el fino, son el mejor acompañamiento para las comidas andaluzas.

Son muchos los platos que podemos encontrar en una mesa andaluza, tales como el conocidísimo y ya extendido gazpacho. Las migas de harina y las gachas. El remojón, el salmorejo, el pescaito frito, las almejas con arroz, lomo a la orza, etc.

Via: Wikipedia ; Casas y hoteles rurales ; Arecetas ; Consumer

 

 

Curry

Después de andar varios días leyendo, informándome y comparando. Por fin os traigo mi primer ingrediente. La verdad es que ha costado, pero no por lo difícil que sea, si no por las pocas horas que tengo últimamente para dedicar a estas cosas.

El curry

El curry no es una única especia, es una mezcla de diferentes especias. Es un condimento originario de la India, más concretamente de la región de Madrás. Allí es conocida con el nombre de kari o massala (mezcla). Esta mezcla puede contener hasta veinte especias diferentes como pimienta roja, cilantro, comino, etc. Su color viene condicionado principalmente por cúrcuma, que es su base principal.

El nombre de massala era utilizado durante la época de los rajás para cualquier plato que llevara salsa con especias. Curry como nosotros lo conocemos, no tiene ningún tipo de significado en la india, es una adaptación que hicieron los ingleses. Es el nombre que decidieron darle a la mezcla de especies ya preparada.

Se sabe que en el siglo XVIII ya se utilizaba en Europa, pero existen recetas portuguesas que datan del siglo XVI que las que ya se encuentra incluida esta mezcla como ingrediente.

Su preparación es simple, las especias se machacan en el mortero antes de tostarse al fuego con un poco de materia grasa. El resultado que se obtiene es un polvo tostado listo para el consumo. Por ello en la india es muy habitual que cada cocinero y/o familia haga su propio malassa, llegando muchas veces, a ocultar la receta.

A día de hoy, está prácticamente expandido por todo el mundo, aunque es muy evidente que en la gastronomía oriental, es donde se ha hecho un mayor eco y reconocido prestigio. Aún así, cuando escuchamos hablar de curry, o lo leemos, no podemos evitar relacionarlo con la comida india, turca o incluso la ya mencionada japonesa.

Actualmente la podemos adquirir en mercados y comercios. Todos los que encontramos envasados  y procesados, tienen un sabor muy similar. Los que podemos encontrar a “granel” poseen un aroma y sabor  más variado e intenso. Podemos encontrar una gama muy variada, desde los picantes a los suaves y dulces:

  • Curry de Madrás: Picante y aromático, es originario del sudeste de la India, de Madrás.
  • Curry de Mild: Suave, originario del nordeste de la India.
  • Curry Hot: Armático y muy picante, es originario del sur de la India.
  • Curry Punjabi: Estos currys no llevan cúrcuma y son semipicantes, son originarios de Punjabi (Pakistán).

Su conservación se debe llevar a cabo en los mismos frascos de cristal con los que se adquieren, en frascos de cristal de color o de latón. El frasco tiene que tener un cierre bien hermético y debe ser guardado en un lugar fresco y seco.

Una de sus mayores cualidades es el hecho de que puede ser elaborada en casa, a gusto del consumidor; cambiándole o añadiéndole las proporciones y quitando los ingredientes que se deseen.

Vía: Cocina y hogarHistoria gastronomía; Marmiton; Content for reprint.

Generador de tarjetas

Cuántas veces nos habrán pedido nuestros conocidos la receta de esa riquísima cena. Entonces en ese momento piensas, la tengo guardada en el ordenador, la receta está manchada, mi letra a mano es ilegible…

Hoy os acercamos una página donde puedes imprimir recetas en un formato más vistoso. La pena es que el tamaño es de 6×4 (2 por hoja) y 5×3 (3 por hoja) y por ello, las recetas no pueden ser muy extensas. Pero bueno, todo es saber resumir y rellenar.

La página se llama Skip to my lou.Y hemos llegado a ella gracias a How about orange, en esta última podéis encontrar muchos recursos para vuestras cositas en la cocina.

Hablando otra vez de las tarjetas, podemos añadir que el diseño es bastante sencillo y agradable. La facilidad para introducir datos se ve enseguida, y no hace falta tener grandes nociones de inglés para apañarse (si no, siempre puede tirarse de traductor).

 

 Si no, siempre se puede tener un archivo personal muy agradable y bonito.